En la actualidad, nos hemos visto obligados a adaptarnos a nuestro nuevo entorno y al cambio de nuestras funciones laborales, lo que sin duda implica un impacto en nuestra alud emocional y física. Es muy importante encontrar encontrar el equilibrio entre estos dos factores para asegurar nuestro bienestar y mantener una vida plena y satisfecha, así que a continuación te brindo 5 puntos esenciales que te ayudarán a mantener una rutina óptima durante tu jornada laboral.

1. Ortganiza tu día: Es muy importante disponer de los tiempos que tienes de jornada laboral y los que vas a dedicar las actividades de tu vida personal. Trata de seguir una rutina y saber planificar perfectamente las funciones que debes realizar, así como el objetivo o meta que tienes por alcanzar, eso te permitirá tener un equilibrio 50/50 entre estos dos factores.


2. Destina un espacio de trabajo: El lugar o espacio en destinado a tu jornada laboral es de suma importancia. Si trabajas desde tu hogar, es necesario que puedas encontrar un sitio tranquilo, con buena iluminación y donde no tengas distractores para fortalecer tu concentración. Es sustancial que sea fuera de tu dormitorio, para diferenciar el espacio de descanso al de trabajo. Si te encuentras en oficina, necesitas tener al alcance las herramientas necesarias para desempeñar tus funciones, un sito donde te encuentres a gusto y cómodo, ¡esto siempre hará la diferencia!



3. Aliméntate sanamente: Procura que la energía que utilizas a diario provenga de tus buenos hábitos alimenticios, eso te ayudará a verte y sentirte de la mejor forma. Te recomiendo tener un horario específico para el consumo de tus alimentos, los cuales tengan como base el plato del buen comer, alimentos ricos en nutrientes que te mantengan activo. Y no olvides tomar agua para estar hidratado.



4. Haz ejercicio: Designa un tiempo de tu día para realizar algún tipo de ejercicio, piensa en la actividad que más te guste y realízala, esto te relajará y te mantendrá saludable en cuerpo y mente. Recordemos que el sedentarismo en algún momento tendrá un impacto y podría desembocar en complicaciones de salud importantes.



5. Canaliza el estrés: Fortalece tu inteligencia emocional. Trata de resolver y analizar cada conflicto que se te presente y crea opciones para llegar a tus objetivos. Utiliza una comunicación asertiva con los demás para expresar tus inquietudes o ideas, muchas veces lo que pensamos que es un problema grave tiene una solución simple siendo analíticos y estratégicos.

¡Listo! Pon en práctica estos tips para lograr una rutina que equilibre tu trabjo y tu salud. Recuerda que poner atención al bienestar es sumamente importante.


Hever López Rosas

Consultor de reclutamiento y selección