La curva de inmersión de un recién egresado a la vida laboral causa incertidumbre y miles de emociones, pues cada uno de nosotros ha enfrentado ese momento y probablemente llevamos a cabo tareas que nunca habíamos realizado, por ejemplo la primera vez que buscamos y solicitamos trabajo; elaboramos un currículo, asistimos a una entrevista, selección de vestimenta adecuada entre otros. De lo previo, te dejo algunas recomendaciones para que tu experiencia sea diferente y amigable:

1. Previo a que egreses es importante que colabores en proyectos escolares y participes en prácticas profesionales o como becario para que lo puedas incluir en tu currículo.

2. Que tu CV contenga la información más importante de tu desarrollo profesional. Tómate tu tiempo para hacerlo y poner tus mejores cualidades.

3. Sé transparente con los conocimientos que tienes, es decir, si consideras que tienes que aprender más acerca de algo es importante mencionarlo.

4. Considera que al ser tu primer empleo el pago va relacionado con el nivel de expertise.

5. Esperamos flexibilidad, disponibilidad y apertura a aprender cosas nuevas.

6. Capacidad para planificar, organizar y priorizar el trabajo.

7. Habilidad para comunicarte de forma oral, verbal y escrita.

8. Investiga sobre la empresa a la cual acudirás a entrevista.

9. Es importante que te prepares constantemente, hoy en día no es suficiente tener una carrera es decir, toma cursos, diplomados entre otros.

10. El proceso de búsqueda puede ser fastidioso y frustrante, sin embargo, tu actitud será muy importante; mantén tu mente abierta y siempre sé positivo.


Berenice Jean Esqueda

Jefe Senior de Reclutamiento y Selección.