El mundo de los negocios siempre ha sido complejo y variante, pero la última década sin duda ha sido sumamente retadora, los negocios se ven en la necesidad de reinventar su servicio de manera acelerada, con la finalidad de poder sobrevivir en la industria. Esto ha generado que los reclutadores busquemos perfiles con un nivel alto de pensamiento crítico, principalmente para posiciones estratégicas de cada organización.

¿Pero qué es el pensamiento crítico?

Puede ser entendido como un pensamiento intelectualmente disciplinado que conceptualiza, aplica, analiza, sintetiza y evalúa la información recabada mediante la observación, experiencia, reflexión, razonamiento o comunicación. Este tipo de pensamiento es un procedimiento que da valor racional a las creencias y emociones. (Creamer, 2011:13).

El gran valor de un candidato con pensamiento crítico a una organización, es que tiene la capacidad de dar un juicio de carácter reflexivo a las problemáticas corporativas; siempre apoyándose de habilidades como: interpretación, análisis, evaluación, inferencia, explicación (coherencia) y autorregulación; lo cual lleva a reinventar un producto, servicio o proyecto.

¿Cuáles son los rasgos de un buen pensador crítico?

  • Racionalidad.

  • Autoconciencia.

  • Honestidad.

  • Mente abierta.

  • Disciplina.

  • Juicio.

¿Cómo puedo incrementar el pensamiento crítico?

  • Necesitas tener un aprendizaje activo, no solamente en temas específicos de tu profesión. También te sugerimos aprender de arte, cultura, deporte, literatura etc.

  • Aumentar la curiosidad: Es importante que siempre tengas información viable y de diferentes perspectivas, sobre todo el ¿por qué? y ¿para qué? de lo que sucede a tu alrededor.

  • Conoce personas de diferentes profesiones. Es importante que te familiarices con las diferentes perspectivas que existen sobre los mismos eventos que experimentas. Por ejemplo, si quieres comprar una casa, sería valioso que vieras en qué se fijaría un corredor de bolsa, un banquero, un docente, un vendedor y una persona que se dedica al cuidado del hogar, sus funciones actuales aportarán una perspectiva diferente y agregará valor para la toma de decisiones.

  • Define el problema en partes pequeñas: Al tener un problema segmentado podrás analizarlo de una manera más profunda. En cualquier problema cuestiónate lo siguiente: ¿Qué puedo hacer diferente? ¿qué persona lo hace mejor? ¿qué oferta de valor tiene? ¿a largo plazo como puede impactar?

  • Plasma tus ideas: Te sugerimos que te apoyes de tablas, gráficos, fotografías etc., para representar tus análisis y puedas visualizar u organizar mejor la información.

Los candidatos con pensamiento crítico, generan propuestas con análisis muy detallados que benefician a la compañía, ya que consideran todas las variables de una problemática o un nuevo servicio, lo cual incita a trabajar de una forma analítica, en equipo, responsabilidad, eficiencia y respeto por cada integrante.

Referencia:Creamer, Monserrat (2011). “¿Qué es y por qué pensamiento crítico?” en curso de didáctica del pensamiento crítico, Ecuador, ministerio de educación, pp.11-22.


Laura Rebollo

Consultora de Reclutamiento y Selección.