Al tener una llamada con un reclutador para asistir o conectarnos en modalidad virtual a una entrevista de trabajo, podemos dar más relevancia al factor de que nuestro C.V. se ajuste al perfil que busca la empresa. Y en parte así es, pero a la hora de este primer acercamiento en la entrevista, solemos dar por hecho factores relevantes como la preparación previa y el lenguaje corporal que utilizamos, el cual revela mucho de nuestra personalidad, incluso a veces más que las palabras. Como dice aquella popular frase: “hay que creer en los hechos, no en las palabras”, así que debemos ser conscientes de que vamos a contarle al reclutador sobre nosotros, siendo congruentes con lo que decimos saber y en nuestro actuar.


Por lo anterior, queremos darte algunos tips para que utilices el lenguaje corporal a tu favor e incrementes las posibilidades de tener una contratación exitosa.

1. ¡Prepárate!: No acudas a una entrevista laboral sin antes estudiar el perfil del puesto para el que estás aplicando. En caso de que el reclutador te haya buscado, pregúntale muy detalladamente qué es lo que buscan y esperan de la persona del puesto, una vez que tengas la información, analízala y observa los factores relevantes que encajan bien con tu experiencia. Asimismo, haz una lista de todas las actividades que has desempeñado a lo largo de tu trayectoria laboral y tenlas frescas para que no te quedes en blanco a la hora de estar con el reclutador. Esto te dará seguridad y confianza y se verá reflejado.


2. Ahora sí, momento de sacar provecho al máximo de tu lenguaje corporal: El primer punto importante es tu postura, ya que queremos que transmitas seguridad y confianza estira tu columna y mantén tu cabeza erguida, de modo que tu barbilla quede en ángulo recto, puede ayudarte mucho empujar un poco tus hombros hacia arriba y hacia atrás y mantenerlos así, sin llegar al extremo de verte rígido o estresado. Si te cuesta trabajo mantener esta postura, inhala aire durante 4 tiempos hasta sentir tus pulmones llenos, y exhala por la nariz con lentitud, esto te ayudará a relajarte. También procura inclinarte muy ligeramente hacia adelante, con la finalidad de comunicar que estás prestando atención a la otra parte y te interesa escucharle.



3. Enfócate en relajar los músculos de tu cara: Sentirás de inmediato cómo el resto de tu cuerpo se relaja, pero no olvides mantener tu postura de seguridad.



4. Mantén los pies en el suelo: Ya sea que te encuentres sentado frente al reclutador o detrás de una PC, no importa, tus pies siempre deben tocar el piso. Esto te ayudará a mantenerte enfocado en el presente, a mantener tus ideas claras y a enfocar tu atención en la otra persona.



5. Mantén el contacto visual: Esto es señal de seguridad, atención e interés. Si tu entrevista es por videollamada, simplemente enfócate en mantener tu atención en la otra persona y no desvíes la mirada a otros lugares, ya que podrías transmitir aburrimiento, inseguridad o falta de interés.



6. Usa tus manos para comunicar a tu favor: Las manos juegan un papel muy importante dentro de la comunicación no verbal, ya que pueden ser una barrera o ayudarnos a ser convincentes con lo que decimos y manifestar apertura a escuchar nuevas ideas. Trata de utilizar gestos con tus palmas hacia arriba, siempre a la altura de tu cintura o pecho, pero no más arriba de tus hombros ya que podrías dar un mensaje negativo.

7. Usala técnica del reflejo: Está comprobado que imitar los movimientos de nuestro interlocutor fomenta la empatía y sincronía entre ambas partes. Ayúdate de esta técnica para generar un vínculo de confianza con tu reclutador.



8. ¡Sonríe!: No exageres, pero tampoco seas tan serio, incluso si la otra parte lo es. Una sonrisa siempre nos hará ser percibidos como personas agradables y seguras de sí mismas.



9. Sé congruente con lo que dices: No quieras sobrevenderte. Al ser honesto con tus palabras, tu lenguaje corporal fluye naturalmente, y se te percibe como persona confiable y honesta. Cuando intentas sobrevender tus capacidades, tiendes a titubear, la dirección de tu mirada o el movimiento de tus manos te delata y se detecta fácilmente la mentira.



10. Modula tu tono de voz: Es importante tener un tono claro y que se escuche en un nivel adecuado, no más ni menos.

¡Listo! Te aseguramos que con estos tips vas a tener una entrevista de trabajo exitosa. Ponlos en práctica antes de tu entrevista, frente a un espejo o frente a la cámara de tu PC y notarás la diferencia. Incluso si no te quedas en el puesto deseado, recuerda que la práctica hace al maestro y cada entrevista puedes tomarla de aprendizaje y auto retroalimentación para un siguiente proceso de selección. ¡Te deseamos mucho éxito!


Aranzazu Ramirez García

Consultora de reclutamiento y selección