Este año ha representado nuevos retos para muchos de nosotros, no solo a nivel personal también profesional. La llegada del 2020 hizo replantearnos varios de nuestros propósitos de inicio de año, y aunque seguramente hay muchas preguntas que responder todavía, algo si es muy claro: necesitamos adaptarnos cada vez más rápido y generar respuestas más ágiles a nuestro entorno.

Esto no suena para nada sencillo, sobre todo considerando un ambiente tan cambiante y la poca certidumbre de estos días, sin embargo, algo que sin duda nos permitirá mantenernos activos será el interés por adquirir nuevas habilidades y conocimientos. Recordemos que la nueva normalidad, además de otros cambios, ha sido un catalizador para la transformación digital, esto, ha tenido un impacto exponencial en las organizaciones, quienes se han visto en la necesidad de reinventar sus modelos de negocio, redefinir sus propuestas de valor e incluso reconfigurar sus modelos de competencias hacia nuevos rumbos.

Y si las compañías se están transformando, ¿Cómo nos podemos adaptar a los retos actuales?. Una de las estrategias que nos puede apoyar en esto, es el reskilling, este proceso nos permite incorporar nuevas habilidades y comportamientos que nos serán útiles para los desafíos del futuro. Su enfoque está más orientado en el potencial de las personas, en qué serán capaces de aprender y desempeñar (incluso aunque nunca lo hayan hecho). De aquí deriva la importancia no solo de conocer que hacemos bien, cuál es nuestro expertise y trayectoria, también, cuáles son aquellas competencias que nos conviene adquirir para hacer frente a estos nuevos desafíos.

Aunque no hay que perder de vista las habilidades técnicas, me enfocaré en algunas de las soft skills que tienen gran alcance actualmente:

  • Learnability: Es la capacidad de aprender nuevas habilidades para mantenerse vigente a largo plazo. Hoy en día el éxito profesional viene determinado no solo por la capacidad para adaptarse al cambio, incluso por la disposición de las personas para responsabilizarse del desarrollo de su carrera. >> ¿Te interesa conocer tu perfil Learnability? Ingresa a www.learnabilityquotient.com*

  • Resiliencia: A través de la cual podemos enfrentar y transformar constructivamente situaciones que amenazan nuestro desarrollo personal. Practicarla, nos permite aprender ciertas maneras de enfrentar positivamente circunstancias adversas, y podemos desarrollarla a cualquier edad y en cualquier etapa de nuestra vida.

  • Flexibilidad y adaptabilidad: Nos invita a tener apertura hacia el cambio e integrarlo a nuestro contexto actual con el objetivo de brindar respuestas eficaces en cualquier situación y con cualquier grupo de interacción.

  • Colaboración remota: Esta habilidad nos permite participar con otros equipos a través de la incorporación de nuevas tecnologías, lo cual también nos brinda otros horizontes en nuestras interacciones diarias. “Entender diferentes culturas es clave, ya que al trabajar de manera remota estamos abiertos al mundo entero”**

Esto es solo un ejemplo de la gran gama de habilidades de las cuales podemos apoyarnos para robustecer nuestro perfil, lo importante es fomentar nuestra visión a largo plazo y enfocarnos en lo que sí podemos trabajar. Ciertamente todo continuará evolucionado y necesitamos ser muy audaces para navegar en este entorno de incertidumbre, pero también de muchas oportunidades ¿y tú que estás haciendo para abrazar el futuro?


Referencias:

Revista Digital: Rocking Talent – Revolución del Reskillig **

The Learning Blog LinkeInd: The Top Skills Companies Need Most in 2020—And How to Learn Them

Revolución de Habilidades 4.0, 2019 – Manpower Group

Quotient Learnability **


Angélica Morales

Especialista de Aprendizaje